Bolívar enfrenta al ‘colero’ y trata de volver al triunfo

Bolívar afrontará esta tarde (15.00) un partido en apariencia accesible frente al “colero” Universitario de Pando, en el estadio Jesús Bermúdez de Oruro por la novena jornada del torneo Apertura de la Liga.

Será la gran oportunidad para el cuadro celeste de regresar a la victoria, después de dos caídas consecutivas que en un dos por tres le hicieron bajar

del primero al séptimo lugar en la tabla de posiciones. Bolívar tiene diez puntos luego de siete cotejos, con tres victorias, tres derrotas y un empate.

A diferencia del resto de los equipos, la Academia solo disputó encuentros afuera, ninguno en La Paz, debido al cierre temporal por refacción del estadio Hernando Siles. Pero el de hoy será su segundo partido como “local” tras haber elegido jugar en esa condición en el estadio orureño (está previsto que el 19 de este mes ya pueda utilizar el escenario de Miraflores).

Precisamente fue en esa cancha en donde logró su última victoria hasta el momento, cuando le metió cuatro goles a Oriente Petrolero (4-0). Luego soportó las dos derrotas seguidas, ante Sport Boys que le hizo cinco (5-0) y frente a Real Potosí, que le ganó por la mínima diferencia (1-0).

En las pocas prácticas que tuvo esta semana en Tembladerani, el martes y ayer, los celestes trataron de aplicarse en la definición, el factor en el que más fallaron; además, el técnico, el español Xabier Azkargorta, trabajó un equipo con algunas variantes, entre ellas la vuelta a la titularidad del delantero Juan Carlos Arce; y por ahí decide poner desde el vamos a Rudy Cardozo y no a Sánchez Capdevila.

Universitario de Pando es por el momento el plantel más débil del campeonato, a eso lo condena su último lugar en la tabla de posiciones, con solo cinco puntos, producto de una victoria y dos empates, pues los otros cinco encuentros terminó derrotado.

El equipo “benjamín”, que dirige el exdelantero de Bolívar Miguel Mercado, tiene la segunda valla más batida (16 goles) y son evidentes sus dificultades para llegar a convertir, pues con siete tantos es el menos productivo en ese rubro.