APORTAN NUEVO ELEMENTO EN CONTRADEMANDA BOLIVIANA SOBRE EL SILALA

Resultado de imagen para silalaLa denuncia del vicerrector de la Universidad Tomás Frías (Potosí), Pedro López, sobre la bajada de agua del Silala, aporta hoy un nuevo elemento en la contrademanda con Chile sobre el uso de ese manantial.

Basado en una investigación de estudiantes de Geología de ese centro universitario, López afirmó que las aguas bajaron de 250 a 160 litros por segundo.

El académico declaró que se realizó un mapeo estructural de los manantiales completado con un balance hídrico, modulación y simulación matemática, para medir el caudal de agua.

También se realizaron 15 sondeos hídricos a 90 metros de profundidad para determinar la formación de acuíferos profundos (formación geológica que permite que el agua se almacene y emerja), lo cual evidenció la bajada de los niveles de agua.

López previó más escasez de agua en 50 años y denunció que por eso 'Chile tiene la intención de que el Silala sea considerado como un torrente de curso sucesivo'. En su criterio, ese déficit es producto del cambio climático, 'y los chilenos, quienes consumen casi la totalidad de esas aguas, lo saben muy bien'.

Explicó que los estudios se realizaron después de 2009, luego de que el Gobierno de Chile propuso pagar el 50 por ciento de las aguas del Silala, con lo cual pretendía establecer que son de 'uso compartido'.

Chile demandó a Bolivia en 2016 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) porque considera que las aguas del Silala, situadas en la región andina de Potosí (suroeste), provienen de un río internacional y no de un manantial como afirma La Paz.

Bolivia presentó su memoria en julio del año pasado y Bolivia prepara su contramemoria, la cual debe argumentar ante la CIJ antes del 3 de julio.

La Paz afirma que el Silala es una reserva hídrica de aguas subterráneas canalizadas artificialmente hacia territorio chileno debido a un efecto de un acuerdo firmado en 1908 que ya expiró.