JEFE DE ONU ADVIERTE QUE MITAD DE YEMENÍES PODRÍAN ENFRENTAR HAMBRUNA

Resultado de imagen para JEFE DE ONU ADVIERTE QUE MITAD DE YEMENÍES PODRÍAN ENFRENTAR HAMBRUNAEl secretario general de la ONU, António Guterres, dijo hoy que la mitad de los yemeníes podrían enfrentar una hambruna y exhortó a actuar de inmediato para evitar que se agrave la ya difícil situación alimentaria.

 

"Sin una acción urgente, cerca de 14 millones de personas, casi la mitad de la población, podría estar en situación de riesgo en los próximos meses", dijo el jefe de la ONU a los reporteros.

Tras señalar que "en este momento Yemen se encuentra en un precipicio" y que la situación humanitaria es "desesperada", el secretario general dijo que "tenemos que hacer todo lo posible por evitar que las ya difíciles condiciones se deterioren hasta convertirse en la peor hambruna que hayamos visto en décadas".

Guterres pidió cesar la violencia inmediatamente "alrededor de infraestructura crítica y de áreas densamente pobladas".

Guterres dijo que "se debe permitir el ingreso sin restricciones a Yemen de las importaciones de alimentos, combustible y otros elementos esenciales. Las carreteras deben permanecer abiertas para que los productos vitales puedan llegar a las comunidades de todo el país".

También pidió apoyar la economía yemení, incluyendo "medidas para estabilizar el tipo de cambio y para pagar salarios y pensiones".

Posteriormente, el secretario general apeló a la comunidad internacional para que aumente el financiamiento con el fin de que las agencias humanitarias "amplíen su alcance conforme resulte necesario".

Tras dar la bienvenida al anuncio de las partes yemeníes que afirmaron estar listas para "reanudar la consulta", Guterres dijo que esta es "una oportunidad de paz en Yemen. Es necesario aprovechar esta creciente oleada".

"Es esencial que las partes yemeníes entren en contacto de buena fe y sin condiciones con mi enviado especial, Martin Griffiths, para llegar a una solución negociada que ponga fin al conflicto", dijo Guterres. "La urgencia de la crisis humanitaria no deja espacio para la autocomplacencia".