CUESTA ABAJO BOLSONARO DESPUÉS DE 100 DÍAS DE GOBIERNO

Resultado de imagen para CUESTA ABAJO BOLSONARO DESPUÉS DE 100 DÍAS DE GOBIERNOCon la aprobación de solo un 32 por ciento de la sociedad y 30 que califica a su Gobierno de malo o pésimo, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, cumple hoy 100 días en el poder.

 

El 1 de enero el abogado Michel Temer entregó el cargo a Bolsonaro, quien se convirtió en el 38 presidente electo democráticamente en Brasil tras ganar los comicios de octubre con más del 55 por ciento de los votos.

Después de su llegada al Palacio de Planalto (sede del Poder Ejecutivo), nunca la extrema derecha tuvo tanta presencia en el sistema político nacional como en el contexto actual.

Pese a que los militares están lejos de la política desde el final de la dictadura (1964-1985), en este Gobierno desempeñan un papel fundamental y se ubican más ministros con formación marcial en el primer escalón que en la administración del general Castelo Branco (1964-1967), quien inauguró el ciclo de uniformados en el poder luego del golpe de 1964.

Una primera controversia sacudió el país cuando Bolsonaro suscribió un decreto para facilitar la posesión de armas de fuego a ciudadanos sin antecedentes penales en Brasil, donde casi 12 millones de personas viven en favelas, manchadas de sangre y pólvora por bandas delincuenciales.

A tono con su alabanza a la tortura, el mandatario registró recientemente una de sus acciones más repudiadas, al intentar celebrar en los cuarteles el aniversario 55 de la asonada que instauró una dictadura militar con más de 430 muertes y desaparecidos en 21 años.

Tras años sin distinción, la fecha del complot (31 de marzo de 1964) se hizo notable por el propósito presidencial de conmemorarla.

El anuncio hizo emerger la polémica y hasta la justicia tuvo que pronunciarse al respecto.

Entre otros altercados y dificultades que colocan al excapitán del Ejército en un callejón sin salida aparece la propuesta de reforma del sistema de jubilaciones y pensiones, entregada en febrero al Congreso.

La cuestionada iniciativa aún se mantiene empantanada en esa asamblea y, posiblemente, su aprobación o no podría definir la continuidad de Bolsonaro en el puesto.