Técnicos de medio ambiente verifican situación del Lago Poopo donde murieron miles de peces

El ministro de Medio Ambiente y Agua, José Zamora, informó el lunes que técnicos de ese despacho se trasladaron hasta el departamento de Oruro, para verificar la situación del Lago Poopo, donde se reportó la muerte de miles de peces por razones aún no establecidas.

"Al lugar de los hechos se trasladaron técnicos de medio ambiente para verificar la situación y realizar el levantamiento de muestras necesarias para conocer por qué murieron los peces, ya que se descarta que la muerte de los peces se haya producido debido a la contaminación de las aguas", explicó.

Según Zamora, la muerte de los miles de peces en esa región del país se debe a fenómenos naturales provocados por la crisis climática y no así la contaminación, aspecto que precisarán los técnicos con la investigación.

A su juicio, la temperatura ambiente sobrepasó los límites normales lo que alteró la sobrevivencia de los peces, es decir, que en esas aguas un pez normalmente subsiste a temperaturas de 20 grados centígrados y no a 33 grados que se reportaron en esos días, en un lago que tiene una profundidad de entre 20 a 30 centímetros.

Además de una "acción eólica" de aproximadamente 60 kilómetros por hora, que arrastró a los peces hacia la orilla del lago Poopo.

Con relación a la muerte de peces en Río Grande, del departamento oriental  de Santa Cruz, el Ministro de Medio Ambiente y Agua dijo que se trató de otro efecto de la crisis climática que provoca intensas lluvias e inundaciones.

"En este caso la crecida del río arrastró sedimento sobrepasando lo normal, había mucha turbidez que ocasionó que los peces no tengan la respiración suficiente y ante la falta de oxígeno en el agua los peces tuvieron que absorber lodo y arcilla, lo que causo su muerte", explicó, citado en un boletín institucional.