MUJERES POLICÍAS FUERON AGASAJADAS EN SU DÍA

La imagen puede contener: 13 personas, interiorAl conmemorarse el aniversario 44 de la primera promoción de clases de la Brigada Femenina de la entidad del verde olivo, mujeres policías fueron agasajadas por parte del Comando Departamental en el salón de banderas.

Las palabras de salutación las dio el comandante Departamental de Policía, Cnl. Romel Raña Pomier, quien señaló que el servicio policial femenino se caracteriza por estar presente en todas las unidades y organismos operativos de la Policía boliviana. "Desde nuestra Institución reconocemos al trabajo gigante de la Mujer Policía. Manifestó Día" a día su esfuerzo es más importante y por eso no queríamos dejar pasar por alto el 13 de junio sin poner de manifiesto nuestro pensamiento".

"La mujer policía es la expresión de sensibilidad en su rol de madre, hija, hermana, esposa, proyectando con su actitud, prevenir la violencia intra familiar, sentando presencia en todos los confines del Estado Plurinacional de Bolivia", afirmó.

Una de las representantes agradeció el gesto del comandante  departamental Cnel. Raña por el gesto ofrecido a las mujeres policías expresando "La Policía Femenina está de fiesta y considero que la mujer ha significado un aporte a la institución y obviamente a la sociedad toda. Empezamos con un grupo reducido de mujeres, ahora somos cerca de 400 mujeres policias, trabajando en todos los sectores, en todas las especialidades, a lo largo y ancho del departamento", indicó.

HISTORIA

Repasando el contexto histórico en el cual tuvo lugar la incursión de mujeres en la Policía Nacional, los datos conducen hasta 1973, durante el gobierno dictatorial del General Hugo Banzer Suárez, cuando se creó la Brigada Femenina de la Policía Nacional. Su objetivo principal fue formar una unidad operativa de carácter preventivo y auxiliar. Las guardias femeninas tenían a su cargo los casos de menores, policía escolar, colaboraban con el tránsito, y en situaciones especiales ligado al narcotráfico y la delincuencia juvenil. El único requisito era ser bachiller (la formación era para suboficiales y clases).

En 1977, en el último año de gobierno de Banzer se lanzó una convocatoria para dos señoritas que deseasen formarse en la Escuela de Carabineros de Chile. A la ruptura de relaciones con ese país, regresaron a Bolivia y egresaron en el año 1978. Un año más tarde, se lanzó oficialmente la primera convocatoria para damas cadetes en la Academia de Policías, a la cual ingresaron 18 señoritas. Sin embargo, en el año 1986 se cierra el ingreso para las mujeres.

 En el año 1996, se plantea un proyecto para hacer una prueba piloto de abrir la academia a las mujeres profesionales, cuyos servicios era afines a la rama policial. En esa oportunidad, se incorporaron 22 mujeres que recibieron la capacitación de instrucción policial durante un año. Sin embargo, no fue hasta 1999 cuando fueron efectivamente incorporadas como oficiales.

Sin duda alguna, la incorporación de la Mujer al plantel de la policía le a dado un perfil mucho más amplio. El solo hecho de ver una Mujer Uniformada, la comunidad percibe un mensaje más claro del porque la Policía esta donde debe estar. Garantizar la Seguridad de los Ciudadanos.