ENTREGAN SISTEMA CÁMARAS DE SEGURIDAD EN HISTÓRICO FARO DE CONCHUPATA DE ORURO

La imagen puede contener: personas de pie, cielo y exteriorEl Faro de Conchupata, considerado como un emblema nacional, ubicado en el centro de la capital orureña, a partir de la fecha cuenta con un sistema de cámaras de seguridad que fue entregado en calidad de donación por la Elite Seguridad Electrónica con el objetivo de precautelar dicho monumento. 

 

La entrega se desarrolló al pie del monumento histórico, con presencia  de autoridades departamentales, el Comité Departamental de Defensa del Patrimonio Cultural de Oruro (Cdpco), representantes de la Empresa Elite e invitados especiales.

La responsable de la secretaria de cultura del GAMO Lic. Silvia Padilla, manifestó que si bien estos equipos son donados, el municipio orureño realizo la instalación de este sistema con la ampliación de los cuatro postes circundantes al monumento; el picado del piso, cableado y sellado; optimización de la iluminación decorativa del monumento y pintado del primer cuerpo del faro. “El cuidado de nuestros sitios patrimoniales son solo es responsabilidad de las autoridades sino también de los ciudadanos” exhortó a los asistentes. 

Omar Arévalo Plata, gerente de la Empresa Elite Seguridad Electrónica, indicó que la iniciativa de donar un sistema de seguridad destinado al monumento al Faro del Conchupata, nació de un profundo gesto cívico patriótico de ver un espacio histórico libre de elementos negativos como el pintarrajeado de su fachada por ejemplo.

El sistema seguridad consta de 4 cámaras de alta definición que se encontrará conectada a la red del centro de monitoreo del Comando Departamental de Policía, para una constante vigilancia ante posibles hechos delincuenciales o atentados a la estructura de dicho monumento.   

Ruth Chaparro representante del Comité Departamental de Defensa del Patrimonio Cultural de Oruro detalló que se gestionó este equipo se seguridad ante las constantes agresiones en el pintado de su infraestructura, pudiéndose realizar además otras obras complementarias como ser la apertura de desagüe, sector Noreste; reposición de cristalería del faro lumínico; instalación de cortina fotovoltaica; instalación de alarmas sonoras; colocado de señalética y limpieza del sector.

Por otro lado el escultor orureño, Rolando Rocha, conocido por sus diferentes obras entre ellas el monumento a la Virgen del Socavón, uno de los más grandes del mundo, develó el escudo departamental de Oruro en uno de los costados de la placa recordatoria  con la posibilidad de implementar otras imágenes que realcen la imagen del majestuoso faro.

DATOS HISTORICOS

El Faro del Conchupata es el lugar donde se izó por primera vez la tricolor boliviana, el 7 de noviembre de 1851. 

Es considerado como un patrimonio de los orureños. En esa fecha el presidente Manuel Isidoro Belzu izó por primera vez la bandera, en medio de salvas de artillería y fusilería; ante la presencia de las principales autoridades nacionales.

Quienes visitan este sitio se sorprenden por la historia tras el famoso faro. Según los lugareños, y datos históricos que corroboran su versión, este era un sitio de vigilancia que permitió custodiar y alertar al pueblo acerca de las tropas o motines que pretendían apoderarse de la tierra de los Urus.

A diario cientos de visitantes suben al famoso mirador para tomarse fotos para el recuerdo y disfrutar momentos de tranquilidad.

El Faro del Conchupata se encuentra al lado de la Plaza Avaroa, intersección de las calles Herrera y La Plata. Elevación rocosa que también es un singular mirador, desde donde se aprecia una vista panorámica de la ciudad. Encima de un gran balcón con balaustrada de cemento, se alza imponente el faro, con su enorme estructura globular de vidrio que se ilumina todas las noches.  Antiguamente conocida como “Corralpata” y durante la Colonia se constituyó en una especie de confín entre las villas española e indígena. Circundante a él se halla el Teatro al Aire Libre, “Luis Mendizábal Santa Cruz” y el Parque Eduardo Avaroa.

La ley del 5 de noviembre de 1851 reformó por tercera vez la bandera nacional cuyos colores (rojo en la parte superior, amarillo en el centro y verde en la parte inferior) fueron inspirados en un hermoso arcoíris que el presidente Belzu vio resplandecer y levantarse sobre Oruro desde la comunidad de Pasto Grande a poco de llegar desde La Paz, en un viaje a caballo para analizar y discutir tratados con la Santa Sede en un congreso extraordinario.

El Decreto Supremo del 30 de diciembre de 1851 dispuso que desde el 15 de enero de 1852 se use la nueva bandera, misma que el prefecto de Oruro izó en la columna recién concluida el 6 de agosto de 1852.